+34 686 51 96 06 info@micromedical.es

Drenaje Linfático

El DLM o drenaje linfático manual se considera un método que favorece la circulación en general.

Está indicado tanto en el ámbito de la medicina como en el campo de la estética.

Este tipo de masaje consta de una serie de maniobras manuales muy suaves que se basan en un profundo estudio de la anatomía y fisiología del sistema linfático.

El objetivo es drenar o desplazar la linfa estancada a territorios linfáticos sanos para su evacuación normal hacia el torrente venoso.

Es un tratamiento que requiere un mantenimiento y una cierta constancia y por eso yo lo combino con otras técnicas que dan muy buen resultado y que hacen que este momento sea mucho más agradable. Pero esto ya es secreto profesional…..

Este tipo de masaje se puede realizar; regularmente para mantener un estado general óptimo y durante el pre y post-operatorio de cirugías como abdominoplastias, liposucciones, lifting facial o corporal, blefaroplastias, rinoplastias, fibromialgia, edema por embarazo, linfedema…

Normalmente se realizan de 2-3 sesiones a la semana durante el primer mes.

Yo prefiero personalizar mucho el ritmo porque cada persona es especial y no todos necesitamos tantos. Influye mucho la implicación del paciente para que no se alargue el período post-operatorio.

 

LINFEDEMA

Es la acumulación de líquido en los tejidos blandos del cuerpo cuando el sistema linfático está dañado o bloqueado.

En pacientes con cáncer debido a los tratamientos o debido a una linfadenectomía axilar (extirpación de ganglios axilares). Normalmente afecta una extremidad pero puede afectar otras partes del cuerpo.
El linfedema puede causar problemas físicos, psicológicos y sociales a largo plazo.

Es importante saber que el linfedema puede aparecer a los pocos días de empezar el tratamiento o incluso algunos años después (incluso 3 años).

Podemos ayudarte a mantener esta molestia dentro de unos límites que no afecten tu actividad normal.
Para diagnosticar el linfedema se utilizan pruebas en las que se examina el sistema linfático.
Es importante asegurarse de que no hay ninguna otra causa de la hinchazón, como infección o coágulos de sangre Para diagnosticar el linfedema se pueden utilizar las siguientes pruebas y procedimientos; Examen físico, linfocentellografía, IRM. También es importante conocer las medidas para prevenir el linfedema o para evitar que empeore.

En el mercado existen prendas elásticas y productos para hidratar la piel muy recomendables en estos casos.
Con el masaje de drenaje linfático se puede llegar a bajar 1 cm de diámetro con una sesión de 30 minutos. Después será preciso colocar una venda de Peha-haft para controlar el volumen.
Esto como tratamiento de choque…

Posteriormente se realizan sesiones de mantenimiento que mejoraran tu vida diaria.